Sábado 17 de mayo de 2014

Petroleros presos en Santa Cruz

Deniegan una vez más la excarcelación a Oñate, Vivares y Armoa

La justicia santacruceña, el gobierno provincial y las petroleras están dispuestos a ir hasta el final en la criminal avanzada contra los trabajadores que se organizan para luchar por sus derechos. Este martes una vez más se le negó la excarcelación a Martín Oñate, Néstor Vivares y Jorge Armoa, petroleros detenidos desde el 23 de febrero por reclamar mejores condiciones laborales en la empresa BACSSA. Las causas que les imputan a estos trabajadores son por coacción agravada, entorpecimiento de la producción vía terrestre y violación al domicilio.
{{Deniegan una vez más la excarcelación a Oñate, Vivares y Armoa}} por Iván Marín (militante del PTS Trelew) La justicia santacruceña, el gobierno provincial y las petroleras están dispuestos a ir hasta el final en la criminal avanzada contra los trabajadores que se organizan para luchar por sus derechos. Este martes una vez más se le negó la excarcelación a Martín Oñate, Néstor Vivares y Jorge Armoa, petroleros detenidos desde el 23 de febrero por reclamar mejores condiciones laborales en la empresa BACSSA. Las causas que les imputan a estos trabajadores son por coacción agravada, entorpecimiento de la producción vía terrestre y violación al domicilio. Claudia, compañera de Armoa, nos adelanta entre lágrimas que ayer miércoles llamó “al Juzgado de Recursos de Caleta Olivia a cargo del juez Meyer en horas de la mañana, hablo con una de las secretarias, la cual me informa que le habían denegado nuevamente la excarcelación a los trabajadores, y la verdad que se nos esfumaron todas las esperanzas que teníamos porque pensábamos que ellos iban a salir en libertad”. La magnitud de este brutal ataque a los trabajadores se expresa, entre otras cosas, en que tanto Oñate como Vivares son miembros de la Comisión Directiva del sindicato de petroleros, y Armoa delegado de la empresa que los denunció para que los encarcelen. Néstor Vivares nos recuerda los motivos de la lucha por la que están presos: “la empresa se dedica a tratar los residuos cloacales de los distintos equipos de perforación y de terminación de toda la zona norte. A los compañeros no se les ha puesto una vacuna contra la hepatitis, estaban mal categorizados, falta de personal, toman personal y a los cinco días los echan, y no querían pagar desarraigos.” El martes 30 de abril Armoa y Vivares sufrieron torturas en una requisa realizada por los efectivos a cargo de la Alcaidía de Caleta Olivia. El ataque físico se combina con la clara intención de desgastarlos psíquica y moralmente para quebrarlos. Al respecto Claudia nos dice que “cualquier cosa que le llegue a pasar a mi esposo o alguno de sus compañeros, yo lo hago responsable al juez Quelin y la jueza Hormaechea”. Por su parte, Martín Oñate se encuentra detenido en la Alcaidía de Máxima Seguridad de Pico Truncado. Claudia agrega que se “se fijó audiencia escrita para el día 21 de mayo. Ya estamos en las últimas instancias, y ahí se va a decidir en qué situación quedan ellos, si la causa sigue, si quedan procesados”. Finaliza convocando “a todas las agrupaciones petroleras y gremios para estar el día 21 afuera del juzgado de recursos exigiendo la inmediata liberación de los detenidos”. Como si todo esto fuera poco, ayer se conoció que el juez Quelín ordenó cuarenta y nueve nuevas indagatorias en causa por coacción agravada a trabajadores en su mayoría de ATE Las Heras, que se suman a los cuarenta y un procesados por la lucha docente del 2011, y a la aberrante condena a cadena perpetua el pasado 12 de diciembre a petroleros de la localidad acusados de la muerte del policía Sayago, en el marco de una pueblada en 2006. Es evidente el ensañamiento de los gobiernos nacional y provincial, la justicia y las petroleras multinacionales frente a los trabajadores. Desde el Comité por la Absolución a los Petroleros de Las Heras, organizaciones de derechos humanos, sindicatos y partidos políticos debemos redoblar los esfuerzos para desarrollar la más amplia movilización y extender la campaña a nivel nacional para lograr la inmediata libertad de los compañeros presos y la defensa del conjunto de los petroleros de Santa Cruz que hoy son perseguidos por las multinacionales, la Justicia y los gobiernos provincial y nacional. En la foto, Martín Oñate detenido en el Penal de Máxima Seguridad de Caleta Olivia