INICIO  |  Qué es el CeProDH  |  Defensa de los trabajadores  |  Represión e impunidad  |  Debates  |  Contacto  
 
 
INICIO
Miércoles 4 de junio de 2014

Encuentro Memoria, Verdad y Justicia

Repudiamos declaraciones y actitud del SMATA, el gobierno y la multinacional contra obreros de Gestamp




Apoyamos a los trabajadores de Gestamp

Repudiamos declaraciones y actitud del SMATA, el gobierno y la multinacional contra obreros de Gestamp

Los organismos de derechos humanos integrantes el Encuentro Memoria, Verdad y Justicia expresamos nuestra preocupación frente a los hechos de público conocimiento donde por primera vez una conciliación obligatoria es revocada por el mismo ministerio que la dictó: el gobierno de Scioli rompió toda legalidad al revocar la conciliación. Esto no es más que la expresión de unidad férrea entre la empresa, el gobierno y el sindicato SMATA contra los obreros despedidos y a favor de la patronal.

Al mismo tiempo nos genera gran preocupación las declaraciones del gobierno nacional y el secretario general del SMATA, Ricardo Pignanelli, contra los trabajadores despedidos de la fábrica autopartista Gestamp.

Luego de haber despedido a 69 trabajadores, la fábrica se llenó de policías de la bonaerense que junto a patotas del SMATA recorrían las líneas para garantizar la producción. Afuera, la zona, en el km 48 de Panamerica, en Escobar, está repleta de efectivos de Gendarmería y policía bonaerense. El SMATA publica una solicitada donde

El martes 28 de abril, 9 trabajadores despedidos tomaron la planta para exigir su reincorporación y la de todos sus compañeros. Hasta que gracias a la presión de Madres de Plaza de Mayo, hijos y ex detenidos, integrantes del EMVyJ que lograron hacerles llegar comida y agua, estuvieron sin alimento ni bebida, soportando el frío y el hostigamiento permanente e gerentes y policías, resistieron hasta el sábado 31 cuando se dicta la conciliación obligatoria, con los despedidos en sus puestos de trabajo. En ese momento, la propia presidenta CFK, en cadena nacional, acusaba a los despedidos de ser los causantes de la paralización de la fábrica, sin denunciar que 69 familias quedaban sin trabajo.

La conciliación obligatoria fue repudiada por la ministra de Industria Débora Giorgi en una clara muestra de defensa de los intereses de las patronales automotrices. Del mismo modo lo expresó el jefe de gabinete, Jorge Capitanich cuando señaló que “la postura oficial del gobierno en el conflicto de Gestamp ya fue expresada por Débora Giorgi, por la empresa y por el Sindicato”. Patronal, gobierno y sindicato, se unieron contra los despedidos que luchan por sus derechos. Ahora, el gobierno provincial, en un hecho inédito e ilegal, revoca la conciliación dictada por su propio ministerio de trabajo

Días antes de la toma, el Smata publicó una solicitada donde llaman terminar con la "anarquía" y atacan de forma brutal a los trabajadores que están luchando por sus puestos de trabajo. En declaraciones públicas Pignanelli también ha lanzado amenazantes y fascistizantes declaraciones contra la izquierda y a hijas de desaparecidos que apoyan a los obreros, al tiempo que desató públicamente una campaña mediática en la que amenaza con utilizar las patotas para "dirimir" este conflicto.

Alertamos que expresiones de este tipo fueron utilizadas por dirigentes de Sindicatos como el propio SMATA en los 70 para fomentar la represión que luego cayó sobre los trabajadores y la juventud. Estas declaraciones se hacen cuando está por comenzar el juicio a los directivos de la Ford por la desaparición de los delegados de dicha empresa durante la dictadura donde se llegó a instalar dentro de la planta de la localidad de Pacheco un Campo de Concentración. No nos extraña. En 2003 el histórico secretario general del Smata, José Rodríguez, fue expulsado de su puesto de vicepresidente en el Comité Ejecutivo de la Federación Internacional de los Trabajadores Metalúrgicos (Fitim) en Ginebra acusado de haber participado en la represión contra trabajadores en la Mercedes Benz argentina durante los años 70. Antes de la dictadura y en tiempos de la Triple A, denunció en una carta al entonces ministro de Justicia a la comisión interna independiente de la planta “prohijada por la subversión” y al paro de cuatro mil obreros como “típico acto de la guerrilla de la fábrica”. Según documentos del archivo de la Fitim, Rodríguez y el entonces ministro de Trabajo, Carlos Ruckauf, pidieron el despido de más de ciento quince obreros de la Mercedes Benz, entre ellos quince trabajadores que después del golpe militar fueron secuestrados y desaparecieron.

El asesinato de Mariano Ferreyra a manos de la patota de Pedraza es también una muestra cruel de lo que son capaces los burócratas sindicales, todos ellos amparados por el Estado y el gobierno.

Repudiamos estas declaraciones y exigimos al gobierno nacional y provincial que no utilice la represión ni patotas, como está amenazando Pignanelli para “terminar” con el conflicto de Gestamp.

Exigimos la reincorporación de los 69 despedidos

AEDD-Asociación de Ex-Detenidos Desaparecidos

APEL-Asociación de Profesionales en Lucha

APEMIA-Agrupacion por el Esclarecimiento de da Masacre Impune de la Amia

CADEP-Coordinadora Antirrepresiva por los Derechos del Pueblo

CADHU-Centro de Abogados por los Derechos Humanos

CEPRODH-Centro de Profesionales por los Derechos Humanos

CMM-Colectivo Memoria Militante

LIBERPUEBLO-Asociación por la Defensa de la Libertad y los Derechos del Pueblo

ENCUENTRO MEMORIA VERDAD Y JUSTICIA

En defensa de los trabajadores / Gestamp

 


Escríbanos a ceprodh@gmail.com